La ley de la selva

La ley de la selva

El Ayuntamiento de Puerto de la Selva (Gerona) ha aprobado una declaración institucional según la cual se declara “moralmente excluida del ámbito de la Constitución”. Con los votos a favor de CIU y PSC. Esta es la última gansada de la tribu nacionalista: proclamar la Ley de la Selva.

Es una información ridícula que no vale la pena ni comentar, pero esta anécdota nos puede servir para reflexionar acerca de la deriva ruinosa a la que nos aboca el nacionalismo.

Nos podríamos preguntar qué es eso de “moralmente excluida”, como si una Constitución sea la fuente de moralidad individual y colectiva. Para mí, que el señor Alcalde ha confundido la Constitución con los Diez Mandamientos. No, señor Alcalde, los constituyentes no tenían aspiraciones a Moisés. No me imagino a Solé Tura, Roca, Peces-Barba, y el resto de los siete magníficos padres constituyentes redactando las Tablas de la Ley.  ¡Qué no es eso! Aunque más tablas le harían falta a los concejales porteños-selváticos.

También podríamos comparar este eructo administrativo con la Revolución Cantonal del s. XIX. Aquello de “¡Cartagena, cantón independiente!”  Pero no. La Revolución cantonal fue algo serio, con un par de bemoles, y “esto” de hoy sólo es una acomplejada y solemne tontería.

Esta declaración sólo nos sirve para poner de manifiesto el ridículo que estamos haciendo los catalanes y el descrédito que nos estamos ganando, descrédito no sólo en sentido figurado, sino bien real: Hace quince días la Generalidad intentó captar 1.000 millones de euros del mercado financiero, y ninguno de los 40 bancos internacionales a los que acudió le prestó ni un céntimo. Sólo pudieron levantar 300 millones, y porque se los arañaron a La Caixa y a Caixa Catalunya. Que si no, ni eso.

Y es que no me extraña. Nadie se fía de nosotros. Hemos perdido el seny. Vivimos una situación económica desastrosa y nuestros políticos en vez de construir confianza, fortaleza y buenas expectativas de futuro, nos están hundiendo en el pozo de la ruina económica y moral.

En efecto, lamentablemente el 20% de los catalanes viven por debajo del índice de la pobreza, tenemos el 30% de fracaso escolar, el 40% de paro juvenil, 630.000 catalanes sufren el paro y lideramos la destrucción de ocupación en España, somos la Comunidad Autónoma más endeudada (con el 25% de la deuda total de las CC.AA.), hemos pasado de ser la región líder en inversión I+D a ser la tercera por detrás de las Comunidades vasca y madrileña.

Cataluña necesita menos fantasías autodestructivas, menos nacionalismo, y más cordura. Hemos de recuperar el seny perdido. Volver a ser la Cataluña emprendedora y dinámica que fuimos, y que los nacionalistas han arruinado.

Volver al Diario

.

Aquesta entrada s'ha publicat en Diari, Economia: la pela, Victimisme i etiquetada amb , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

3 respostes a La ley de la selva

  1. frodobolson09081981 ha dit:

    Yo creo que CiU y PSC harían muy bien de Shere Khan y Kaa.

  2. Josep Lluís ha dit:

    «El Ayuntamiento de Puerto de la Selva (Gerona) ha aprobado una declaración institucional según la cual se declara “moralmente excluida del ámbito de la Constitución”». ¿Pero a que de sus sueldos no se declaran excluidos? Porque si ellos viven de la política es gracias a que existe un régimen constitucional.

  3. frodobolson09081981 ha dit:

    Sólo quería decir que ya van Villafranca y San Pedro de Torelló.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s