Biblioteca. Henry Kamen: Felipe V, el Rey que reinó dos veces

Henry Kamen: “Felipe V, el Rey que reinó dos veces

Editorial Temas de Hoy (Madrid), 2000

.

.

Autor del comentario: “Familia Fernández-Franch

http://familiaff.wordpress.com/2007/09/11/¿por-que-no-nos-cuentan-la-verdad/

Henry Kamen es un prestigioso historiador e hispanista británico, que hace pocos meses publicó su última obra titulada “Felipe V: el rey que reinó dos veces”, y que en diversas ocasiones ha conseguido irritar al nacionalismo catalán con declaraciones históricas de gran calado. De todas ellas la más clara es la opinión que tiene el historiador de los hechos ocurridos el 11 de septiembre de 1714 en Barcelona.

El historiador, tras una serie de investigaciones, que no han necesitado ser muy exhaustivas para mostrar hechos reales tal y como sucedieron, ha redactado una serie de acontecimientos que la historia nacionalista-separatista catalana ha ido desfigurando a lo largo del tiempo, principalmente desde finales del siglo XIX, momento en el que se configura el catalanismo, paso previo del actual nacionalismo, y que seguramente dará paso a una fuerza separatista radical.

Estos acontecimientos que el nacionalismo catalán abandera como fuerza nacional catalana contra las tropas españolas y que tienen en el 11 de septiembre de 1714 su punto de celebración como día nacional catalán son hechos de resistencia local, es decir, la resistencia de las tropas del archiduque Carlos y pretendiente al trono real español (no olvidemos esto último) es básicamente en Barcelona y no en toda Cataluña como quieren hacernos ver los que se hacen llamar “derrotados” de hoy, o mejor dicho los políticos de hoy que quieren el poder aunque sea a costa de historias manipuladas a su antojo. Además, la resistencia al ataque borbónico que se lleva a cabo en la ciudad condal tiene una duración de trece meses, con lo cual la fecha del once se septiembre no es más que la fecha de la última derrota, pero ¿por qué no nos recuerdan la fecha del inicio del sitio? O mejor aún, ¿por qué no celebramos durante trece meses el día nacional de Cataluña?

Una de las mayores mentiras que se han contado y se siguen contando, sobre todo por los historiadores y profesores universitarios, es que la guerra fue entre catalanes y españoles. Como si hubiese sido una guerra entre dos naciones o dos estados (aunque Cataluña era parte de la Corona de Aragón, con algo de autonomía, pero era un condado de otra corona, no de la Corona Catalano-Aragonesa, como nos explican en Cataluña). Esto es totalmente falso, ya que la lucha fue entre partidarios del pretendiente borbónico Felipe de Anjou y partidarios del pretendiente Carlos de Austria, cuyo sistema de gobierno era el que quería la oligarquía comercial de Barcelona.

“Hasta el último momento de la lucha los objetivos habían sido los que se hacían constar en el documento dirigido al pueblo: salvar la libertad del Principado y de toda España; evitar la esclavitud que espera a los catalanes y al resto de españoles bajo el dominio francés; derramar la sangre gloriosamente por su rey, por su honor, por la patria y por la libertad de toda España” (F. Soldevila, Moments crucials de la Història de Catalunya).

Recordemos, nuevamente, que era una guerra civil española, del siglo XVIII, y una guerra civil no es una guerra entre territorios si no que es una guerra entre dos bandos de un mismo territorio. Algo parecido sucede con la guerra civil de 1936 – 1939, los nacionalistas catalanes dicen algo así como que Cataluña perdió la guerra civil y la ganó Franco. Pues vaya falacia. La guerra civil (la del siglo XX sobre todo) la ganan unos y la perdemos todos. Y en el bando borbónico, el que sitiaba Barcelona, encontramos a muchos catalanes y muchos de la Corona de Aragón.

Felipe V

Pero esto no es todo, no sólo el ejército borbónico tenía contingentes de catalanes, si no que la mitad, aproximadamente, del ejército sitiado estaba compuesto por alemanes. Que siete días antes del 11 de septiembre, el día 4, Rafael Casanova rechazara una rendición digna con Berwick, que estaba al mando de las tropas borbónicas, tampoco se cuenta en las universidades y libros pro-independentistas catalanes. Que las pérdidas de las tropas sitiadas fue de 6.000 combatientes, aproximadamente, sí se cuenta, pero que en el otro bando murieron alrededor de 2.000 soldados no se cita en ningún sitio. Que entre Casanova y Villarroel no existía buena sintonía lo demuestra la dimisión de este último tras rechazar la propuesta de paz del 4 de septiembre, y no como quieren vendernos ahora los nacionalistas catalanes de que tanto uno como otro son héroes de la patria por la defensa de unos valores, unos sentimientos y una tierra, que realizaron juntamente.

Mapa de Europa

Pero para demostrar, una vez más, que el nacionalismo es obtuso, cerrado e irreal, sólo tenemos que ver el siguiente dato. El héroe de la nación, Rafael Casanova, que defendió casi hasta la muerte su tierra, estaba ya apenas cinco años después en Barcelona, ejerciendo de abogado, viviendo en una casa de gente bien asentada, con dos criados y con numerosas posesiones adquiridas por parte de la familia de su esposa. Casanova, que no quería resistir frente al ejército de Felipe V sino negociar la entrada de las tropas en la ciudad, no mostró el menor ardor patriótico y falsificó el certificado de su propia defunción para huir de la ciudad disfrazado de fraile. No perdió ninguno de sus bienes y a los pocos años fue perdonado públicamente por el rey Felipe V.¡Qué héroe y cuánto perdió Cataluña! ¡Menuda represión!

Claro que todo esto no lo cuentan los libros “subvencionados” de los estudiantes en las escuelas catalanas, los institutos y menos aún, los libros que se recomiendan en las universidades. Tiene que venir un historiador británico a explicarnos nuestra historia, la historia de una guerra civil en el siglo XVIII, una guerra en la que muchos catalanes perdieron pero muchos otros ganaron, igual que el resto de españoles. Una guerra que el nacionalismo catalán cree, o quiere hacernos creer, que perdimos todos los catalanes.

Si 1714 fue una derrota de la “nación” catalana frente a España, ¿por qué ningún contemporáneo lo proclama? ¿Tal vez el miedo, la represión? Pero tampoco lo proclaman los hijos de los derrotados. Ni sus nietos. Durante 150 años nadie se queja del episodio del 11 de septiembre. De hecho no existe la menor protesta hasta que llegan los inventores del nacionalismo, a finales del siglo XIX. La fiesta del 11 de septiembre no se establece hasta 1901, es decir, cuando cuatro extraviados que defienden los intereses económicos de las clases dirigentes catalanas se han inventado ya lo de que Cataluña es una nación. ¿Dos siglos sin sentirse agraviados como nación? ¿No será que no hubo agresión nacional?

Con el desmantelamiento de los últimos residuos feudalizantes de la arcaica sociedad española de la época gracias a leyes importadas de Europa como los decretos de Nueva Planta, la economía catalana quedó lista para iniciar su despegue y pudo convertir el Principado en la región más próspera de España. Las medidas políticas del rey Borbón sentaron las bases del desarrollo económico catalán de los siglos XVIII y XIX. Sin el fin de los arcaicos privilegios de la monarquía austriaca tanto en Cataluña, como en el País Vasco, como en el resto del país, España hubiera permanecido anclada quién sabe cuánto tiempo más en el pasado.

Así que hoy, los catalanes que no hemos perdido la dignidad, también conmemoramos el 11 de septiembre. Celebramos que todo lo que nos contaron era mentira. Y sobre todo nos alegramos de que aquel episodio se hiciera, tal como reconocen historiadores nacionalistas, en nombre de la libertad de todos los españoles.

El pueblo catalán, es bilingüe, ya que al pertenecer a la Corona de Aragón usaban castellano y catalán para poder negociar. Negar una parte de nuestra cultura es imperdonable. Incluso en el Delta del Ebro tienen el fandango como música tradicional, como la jota. Los toros siempre estuvieron presente, no impuestos, y así multitud de mentiras, o verdades a medias.

Espero que con esta clase de historia quede claro que el 11-S “moderno” es un señuelo inventado a modo de tótem necesario para enarbolar el ansia de pitanza de unos pocos (cualquier político de los de ahora sirve), otro tanto es la lengua, la raza o el yo llegué antes a la finca. Pero es un cuento que ya no rige, no opera, no funciona, está quemado. Sólo se lo creen quienes están agarrados a su teta o los ingenuos bienaventurados a los que se les lava fácilmente el cerebro.

¡Un saludo!

P.D.: Que me perdonen mis amigos nacionalistas catalanes, pero ya sabéis que no comparto muchas veces las mismas ideas, sino seríamos clones y no podríamos dialogar, y he decidido contar la historia como fue (gracias a un historiador extranjero, sin ideologías preconcebidas), y no como nos la cuentan. Ya sé que esto no va a cambiar nada. Pero así me he desfogado un poco.

P.D. 2: Esto tampoco es una crçitica feroz al independentismo catalçan, sino al independentismo catalán basado en tergiversaciones. Veo perfecto que Cataluña quiera intentar ir mejor sin el resto de España, pero basándose en hechos, no en invenciones.

.

Volver a la Biblioteca

.

.

Aquesta entrada s'ha publicat en Biblioteca, Història i etiquetada amb , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

5 respostes a Biblioteca. Henry Kamen: Felipe V, el Rey que reinó dos veces

  1. albert ha dit:

    He de reconèixer que Kamen, no m’agrada, però buscaré aquest llibre, per veure que tal és, de moment he vist que en casadellibro, no ho tenen.

    • mitesimentides ha dit:

      El llibre de Kamen està descatalogat. El pots trobar a llibres de vell, com iberlibro.com, o semblant.

      També, abans de comprar-lo, el pots consultar a alguna biblioteca, no sigui que el compris i després no sigui allò que havies pensat.

      Kamen és molt aplaudit per nacionalistes i esquerrans, però aquest llibre trenca el discurs nacionalista i no és del seu gust.

      • albert ha dit:

        La seva última revisió de la Inquisició, per a mi no val res, al contrari és una veritable merda.

  2. KUSADASI ha dit:

    Me parece muy bien obserbado todas estas aportaciones obgetivas e historicas…però en ningún momento hablas del DECRETO DE NUEVA PLANTE…está claro q la guerra era una guerra civil però unos querían a un rey absolutista q hiciera lo mismo que hizo en Francia, hacer desaparecer a la Provenza, a Occitania, a Normandia..etc..y por el otro lado a una rey moderado q respetase las instituciones nacionales y origen del cual si no recuerdan mal fue origen de l aunion de dos reinos…
    saludos

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s